Fundada por el Padre Manuel Berthot, en 1647, fue primitivamente Nuestra Señora de Taré, o simplemente Taré.