Fundada en 1628 a orillas del Río Iyuí, y tras sucesivos traslados debidos a los ataques de los bandeirantes, Candelaria se trasladó a su emplazamiento definitivo en 1665.